Reforma laboral probará su efectividad en la marcha: magistrado

35

La reforma constitucional en materia laboral, cuya implementación se prevé para octubre próximo en nuestra entidad, se sostiene en tres pilares importantes tendientes a la democratización y fortalecimiento de los procesos que, sobre esta materia, se dirimen en el país; si bien “su efectividad sólo podrá medirse una vez que esté en marcha, con base en la participación de los sectores involucrados”.

Así lo comentó el magistrado Sergio Mecino Morales, integrante del Pleno del Tribunal de Justicia Administrativa del Estado de Michoacán (TJAM), durante su participación en el Foro del Nuevo Modelo de Justicia Laboral en Michoacán, realizado en la ciudad de Lázaro Cárdenas a instancia de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial en la entidad, para el conocimiento de la reforma en cuestión.

Ahí, Mecino Morales expuso que el nuevo modelo de justicia se sustenta en tres pilares, mediante los cuales se busca fortalecer la libertad y la democracia sindical; se apuesta a la conciliación como vía para solución de conflictos y, se establece la competencia del Poder Judicial en la materia.

Estos aspectos pueden considerarse positivos, pero sobre todo necesarios en el contexto actual. Como toda reforma, en ésta se requerirá la participación de todas las partes (los poderes del Estado, empleadores, trabajadores y sociedad general) para fortalecerla y que pueda ser un éxito. Pero no será sino a lo largo de su puesta en marcha, que se podrá dar cuenta si es efectiva en lograr sus objetivos”, dijo.

Por lo pronto, la apuesta es mayor. En el sentido de que la reforma fortalece la libertad y la democracia sindical, el magistrado titular de la Quinta Sala Especializada en Materia Anticorrupción y Responsabilidades Administrativas, explicó que:

No es que anteriormente la Constitución no contemplara ambos preceptos, han estado ahí por décadas; pero lo importante es que la reforma incorpora el mecanismo para hacerlos efectivos”.

Lo anterior dado que, añadió, establece “que las negociaciones de los contratos colectivos deberán someterse a consideración de los integrantes de los sindicatos, previamente a que los líderes sindicales puedan negociar con la parte patronal; es decir, requerirán del respaldo del gremio y no podrán negociar de manera unilateral”.

Por otra parte, también contempla cambios en las formas de elección para los liderazgos sindicales, ya que “no se votará más a mano alzada, sino mediante un voto libre, directo y secreto, lo que fortalece el proceso y da mayor oportunidad a los trabajadores para que sepan quiénes aspiran a ser sus representantes”, ejemplificó el magistrado.

Sobre el segundo aspecto, sobre el establecimiento de un Centro federal de conciliación y registro laboral, así como sus pares en las entidades, el magistrado Mecino Morales expresó que, de fondo, se trata de “una apuesta importante a la conciliación”.

Según lo previsto, vía dichos centros se podrán resolver hasta un 75 por ciento de los asuntos que se susciten en esta materia, en un plazo máximo de 45 días “por lo que, podemos decir, de esta conciliación dependerá mucho el éxito de la reforma.

Porque a más conciliación, menos asuntos recibirá el Poder Judicial, ya que se ha establecido como requisito formal que, previo a que se presente una demanda en materia laboral, será necesario acudir al Centro de Conciliación antes, pues sólo así el juez podrá dar trámite a los asuntos de su competencia”, planteó.

Por último, el magistrado Mecino Morales destacó el aspecto jurisdiccional de la Reforma, según la cual se otorga competencia al Poder Judicial de la Federación y los estados para conocer y resolver asuntos de carácter laboral, a través de juzgados especializados que suplen a las Juntas de Conc…