EL DEDO EN LA LLAGA DE RAÚL CÁRDENAS NAVARRO

87

Por: Eduardo Tena Flores

Ya se cumplieron más de 2 años sobre la terrible decisión tomada por los cinco ancianos que integran la antidemocrática Comisión de Rectoría, que más que comisión, fueron una secta de adoración a Belcebú, es decir, al ex -gobernador Silvano Aureoles Conejo, que es lo mismo. La principal función de dicha comisión consiste en nombrar al rector en turno y cada cuatro años se equivocan rotundamente; en esta ocasión con la designación del dictador fascista Raúl Cárdenas Navarro, quien fue impuesto entre 26 suspirantes candidatos por la familia Figueroa Zamudio (Genovevo y Silvia) mediante el dedazo aprobador de Silvano Aureoles y la cargada sumisa de los ex rectores.

El nombramiento del chapinguense y su alianza con los oscuros personajes dio continuidad al entreguismo de Medardo Serna para ratificar los rectorados universitarios como pobres títeres al servicio del estado y la federación, manteniendo a los grupos de ladrones enquistados en la institución y sobre todo al interior del SPUM.

Raúl Cárdenas y su runfla de maleantes, carecen de derecho y autoridad moral para entregar a la Universidad, apoyados por los sindicatos blancos conocidos como STUMICH y SPUM. Los corruptos buscan aliarse con aquellos que encarnan la corrupción; es por eso que la rectoría mantiene un amasiato pernicioso con los sujetos que se han dedicado a vender plazas de trabajo y con sus categorías de intendente, ostentan al menos 12 propiedades inmuebles, 5 vehículos de lujo y se dan una vida disipada de lujos, en los restaurantes más caros de Morelia, en compañía del séquito de drogadictos, con facturación aprobada por el tesorero de Universidad Michoacana; el “economista” que maneja los dineros de la institución, pero que desconoce los principios básicos de la contabilidad y la administración.

¿Qué ha hecho Raúl Cárdenas ante esta grave situación?. Esconder el cuello como un avestruz, mientras aprovecha para robarse el patrimonio de los sindicatos y el patrimonio de la institución, despedir a todos aquellos trabajadores que se interponen en sus nefastos objetivos, sin importarle el destino de sus familias conminadas a la incertidumbre y la miseria. Cárdenas Navarro se ha mantenido en silencio sobre el oscuro panorama que se avecina, mientras se dedica a violar impunemente los Contratos Colectivos de Trabajo, cuando hace dos años protestaba respetarlos y a cambio ha optado por financiar grupos de pseudo sindicalistas que roban con su consentimiento y se ocultan como ratas en las filas del STUMICH.

Hace muy poco tiempo Raúl Cárdenas aseguraba que denunciaría a los responsables de la estafa maestra; sin embargo nada ha hecho hasta el momento, porque esto dejaría precedente para que se investigue a fondo su administración, que al igual que la de Medardo Serna, continúa contratando empresas fantasma y adquiriendo facturas ficticias de empresas apócrifas.

Cárdenas Navarro aseguraba que su rectorado sería de trabajo y de honestidad, pero sigue robando el dinero de los programas federales, en contubernio con sus lamebotas Orépani García Rodríguez, Silvia Hernández Capi y Rodrigo Gómez Monje. EL rector se ha llenado la boca declarando sobre la cero tolerancia contra la violencia de género, pero mantiene como abogado general a Fernando Rodríguez Vera, un tipejo acusado de cometer abuso sexual y de ocasionar daño moral a las trabajadoras.

Han transcurrido dos años desde el arribo a la rectoría de un inepto demente, con graves problemas de arrogancia y delirios de grandeza que no ha podido conducir con eficiencia los destinos de la UMSNH.

¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!

¡VIVA ETERNAMENTE EL SUEUM!