Impulsa IMSS Michoacán, desde el primer nivel de atención, la importancia de la lactancia materna en las embarazadas

73

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Michoacán impulsa desde el primer nivel de atención médica, los beneficios de la lactancia materna entre las embarazadas, con el objeto de propiciar el sano desarrollo y crecimiento de las y los infantes, en los primeros años de vida.

Dichas acciones son impulsadas tanto en los consultorios de medicina familiar como en los módulos de medicina preventiva de las Unidades Médicas Familiares.

La doctora Gabriela Abigail Díaz Herrera, adscrita a la Unidad de Medicina Familiar (UMF) No. 80 Morelia centro, así como la Coordinadora de Enfermería en Salud Pública, licenciada en enfermería Elvira García Cuin, coincidieron en señalar que la lactancia materna se fomenta tanto en las consultas prenatales como en los módulos de medicina preventiva.

Se otorga orientación y consejería sobre la importancia y periodo de la lactancia, inicio de la ablactación (dotación de otros alimentos) y beneficios para el binomio madre-hijo.

Posterior al parto, la madre es instruida sobre las técnicas del amamantamiento; ventajas de estrechar el vínculo madre e hijo; importancia de amamantar a los menores durante los primeros seis meses de vida; al iniciar la ablactación conjugarlo con otros alimentos y el término de la lactancia hasta los dos años de vida.

Aparte de que en los consultorios y módulos, atendidos por personal médico y de enfermería especializados en medicina de familia, también se instruye a la madre sobre la función del calostro como la primera vacuna de anticuerpos que recibe el menor.
Se pronunciaron en favor de dotar a las niñas y niños recién nacidos el producto lácteo de la madre, evitando a toda costa la dotación de fórmulas en polvo, salvo en casos indicados por el médico especialista a la hora del nacimiento.

La médica familiar y la licenciada en enfermería, coincidieron también en puntualizar sobre las técnicas correctas de amamantamiento, el acomodo de los labios del menor, la posición correcta de éste junto al cuerpo de la madre y la estimulación previa para la extracción del lácteo por el infante, puesto que con aquellas técnicas correctas se evitarán molestias a la madre durante el proceso.

Otro tema fundamental lo constituye, agregaron, la técnica sobre la extracción del producto lácteo, en caso de tratarse de una madre trabajadora y que su labor le impide la lactancia en forma directa, por lo que dicho producto previamente extraído debe dotarse por otra persona o por el mismo personal de la guardería infantil de la institución donde ha inscrito a su bebé.

Indicaron que para ello debe darse la coordinación entre madres y guarderías del IMSS para la dotación del producto lácteo al menor.