Apadrina Gigliola Torres generación del Bachillerato de la UVAQ en Pátzcuaro

45
  • La diputada calificó a los docentes como los “héroes de la pandemia”, después del personal médico, por la entrega que hicieron para sacar el ciclo escolar atípico

Con un mensaje centrado en que deben imprimir optimismo acompañado de un incansable trabajo como la clave para poder alcanzar sus sueños en todo lo que hagan, la legisladora local Gigliola Yaniritziratzin Torres García, apadrinó a la Generación 2018-2021 del Bachillerato de la Unidad Académica María de la Salud de la Universidad Vasco de Quiroga (UVAQ).

La legisladora, quien representa al Distrito XV con cabecera en Pátzcuaro, fue la encargada de clausurar el ciclo escolar. Durante su discurso, les recordó que deben llevar a cada aspecto de su vida los valores humanistas de Don Vasco de Quiroga, y recordó que ella también es egresada de la misma institución educativa.


Gigliola Torres reconoció el gran esfuerzo realizado por el personal docente, el de apoyo y los directivos de la institución, así como los padres de familia y los mismos estudiantes, para llevar a buen término un ciclo escolar atípico y convertir los hogares en una extensión de la escuela, así como dotarlos de las herramientas tecnológicas necesarias.

“Mi admiración para cada uno de los docentes, directivos y personal de apoyo, quienes tuvieron que reinventar y replantear su labor docente y educativa, adaptarse a la nueva normalidad, convertir e invertir sus propios recursos para facilitar a sus alumnos el proceso de enseñanza-aprendizaje.  Después del personal médico ustedes son también los héroes de esta pandemia”, expresó.


Les deseo éxito a los jóvenes egresados, “que su vida universitaria les brinde las herramientas necesarias para lograr sus sueños y les dé las experiencias necesarias para forjarse como unos excelentes estudiantes, pero, sobre todo, como buenos seres humanos”, añadió.

Agregó que el ciclo escolar que concluyó estuvo lleno de arduas jornadas de estudio, múltiples desvelos, pero principalmente oportunidades enormes de crecimiento intelectual, espiritual y humano, aún con la distancia y la educación virtual, todo gracias a la calidez y el humanismo de la comunidad educativa de la UVAQ.