El ritual de Las Aguadoras

418

URUAPAN, Michoacán.- El tradicional desfile de Las Aguadoras, es un ritual, mediante el cual se pide a la madre naturaleza que no falte el agua a la población. Una tradición a cargo de los nueve barrios tradicionales de Uruapan, quienes han mantenido viva este ritual, y que se lleva a cabo en el marcio del Tianguis Artesanal de Domingo de Ramos.

Las doncellas, ataviadas con el traje tradicional purhépecha; guanengo bordado a base de punto de cruz, rebozo de patakua, rollo, mandil y listones de colores en la cabeza, portan un cántaro de barro debidamente adornado de frutas, dulces y pan.

Tras llenar los cántaros con agua donde nace el río Cupatitzio, inician el recorrido desde el Parque Nacional “Barranca del Cupatitzio”, hacia el centro de la ciudad; durante el trayecto, las jovencitas bailan al ritmo de la banda de viento que interpreta sones o abajeños.

Este ritual data de la época precolombina, con el cual los barrios tradicionales recuerdan que la vida de Uruapan, depende del río Cupatitzio. Es un llamado a la población para la conservación de dicho caudal.

Las doncellas llegan hasta el templo de La Inmaculada Concepción, donde es bendecida el agua en los cántaros, posteriormente, las jovencitas se regresan a sus respectivos barrios y distribuyen el agua que han de beber, ello, en medio de una gran festividad. (lhm).