La 4T obligada a presentar un proyecto político que represente derechos de vanguardia en Morelia: Cristina Portillo.

48

 No debemos temer a discutir ideas y posiciones ideológicas de cara a la ciudadanía, señaló la legisladora.

“Los procesos electorales son el síntoma del estado de nuestra democracia, mientras más se discuten ideas y menos se discuten personas, se trata de una democracia más madura. En este año debemos aspirar a ello, a debatir proyectos y posiciones políticas e ideológicas y no solo discutir sobre candidaturas u aspiraciones personales”, señaló la legisladora local morenista Cristina Portillo, quien dijo además que no debe temerse a que estos debates se den con intensidad.

La diputada moreliana dijo que la capital enfrentará una disyuntiva con el proceso electoral en la que definirá si se quiere seguir por la ruta de la transformación que ha traído consigo el gobierno municipal actual, o si se quiere regresar a un pasado en el que el gobierno era visto como un puntal para la realización de negocios personalísimos de quienes ocupaban altos cargos en la administración y sus más allegados. “Las prioridades han cambiado con la llegada de la Cuarta Transformación, pero debemos seguir profundizando este proceso de cambio”.

“En Morelia, los rezagos son tremendos y lo que va de la actual administración es muy poco tiempo para revertirlos.  Como diputada me he enfrentado a demandas sentidísimas de la gente que tienen años en el olvido. Parece que en el pasado había un municipio que caminaba a dos ritmos: el de las prioridades de los gobernantes y el de las demandas de la gente. Está claro que por muchos esfuerzos que se hagan, estas diferencias no se pueden zanjar en unos cuantos meses”, apuntó Portillo Ayala.

Por ello es que la diputada dijo que la responsabilidad de un partido como MORENA debe ser no sólo ofrecer candidatos con experiencia y conocimientos a la ciudadanía, eso no basta, “debemos ofertarle un programa político que le resulte atractivo, que sume las visiones de miles que se sienten excluidos, que aglutine sueños y esperanzas. Esa es la tarea de nuestro movimiento si es que verdaderamente aspiramos a ser un instrumento de cambio de las mayorías”, concluyó.