Provocó covid impresionante caída del turismo en 2020: Roberto Monroy

302

Es abismal el contraste con 2019, el mejor año en la historia del turismo en Morelia con más de 4 mil 500 millones de pesos de derrama económica, según el titular de Sectur municipal, es difícil que lleguemos a 500 millones en la derrama 2020.

El 2020 empezaba muy bien con números importantes en febrero, pero llegó la pandemia en marzo y las cifras se desplomaron a grado tal que terminó siendo el peor año en toda la historia para el sector turismo, declaró el secretario de Turismo en Morelia, Roberto Monroy García. “El 2020 ha sido el peor año, cerramos con 24% en ocupación hotelera, que es nada considerando que habíamos cerrado 2019 en 69%”, estableció.

El contraste con el 2019 es abismal con más de 4 mil millones de pesos, “impresionante lo que nos caímos entre 2019 y 2020”, refirió Monroy.  Aquel ha sido el mejor año en la historia del turismo en Morelia, con más de 4 mil 500 millones de pesos de derrama económica, oxigeno puro por ser dinero que viene de afuera, “no dinero de los morelianos dando vuelta, sino un dinero que dejaron aquí más de 3 millones de visitantes durante el 2019”.

La derrama económica del 2020 no se sabe aún, su contabilización está en proceso, pero luego de los 4 mil 500 millones de 2019, Roberto Monroy ve difícil que lleguemos siquiera a 500 millones, ya que “el pasado fue un año muy fuerte para la economía y en pérdida de empleos en Morelia y todo el mundo”, mencionó.

Pero no genera consuelo que estén mal en el resto del mundo, “más bien es un reto de cómo le vamos a hacer para el 2021, que ya con la luz que se ve en el horizonte con la vacuna, nos permite ver la posibilidad de recuperar algo de lo que no pudimos el año que recién terminó”, apuntó el funcionario.

Como parte de las acciones, comentó el titular de Turismo que desde el inicio de la pandemia ha estado platicando con el sector turístico, para establecer una ruta de trabajo en capacitación y certificación, se logró obtener un sello de garantía para acreditar que se ejercen los protocolos de sanidad y limpieza que requieren los destinos que se busca promover turísticamente.

Cuestionado, Monroy García duda que nos levantemos antes del próximo verano, “no veo yo que nos levantemos, apenas inició la vacunación con quienes están en la primera línea de combate al covid, es una luz sin duda, pero la Organización Mundial de la Salud (OMS) está diciendo que en 2021 no se alcanzará todavía la inmunidad de rebaño”.

Pero pasando el verano, ya que empiece a ser mayor la capacidad de inmunización de la población, podríamos empezar a recuperar poco a poco los niveles que teníamos, entonces, viene el llamado “a luchar fuerte, no hay que bajar la guardia ni perder la esperanza de que esto va a terminar”.

Además, Morelia es un destino afortunado turísticamente, por la cercanía que tiene con el principal emisor de turismo en el país que es la Ciudad de México, lo que hemos hecho es promocionarnos allá, invitamos a la gente a que venga, pero con las restricciones correspondientes: los hoteles no pueden estar a más del 50% de ocupación, que, además, ojalá tuviéramos el 50%, no lo logramos, con esas restricciones y una Morelia que no implica grandes concentraciones de personas.

Por estas restricciones mundiales y nacionales se han cancelado eventos masivos, de aniversario, del encendido de catedral, del video mapping; sin embargo, se puede recorrer el centro histórico, los museos, las tenencias, ir a un pueblo mágico cercano; estamos apostándole al turismo doméstico, al turismo estatal y al turismo nacional, sobre todo de la capital del país, para que vean en Morelia una posibilidad de descanso.

Durante el año que se fue se cancelaron muchos eventos, la procesión del silencio fue el primero en Semana Santa, el confinamiento empezó a mediados de marzo, y estaba la Semana Santa encima, se cancelaron los eventos de aniversario de la ciudad, los desfiles de 16 de septiembre y 20 de noviembre, se canceló la gran verbena del 30 de septiembre, el encendido del árbol de navidad y muchos eventos artísticos y culturales.

El sector más golpeado es el cultural, no hay obras de teatro ni conciertos, tampoco presentaciones; se diseñaron eventos híbridos para rescatar los festivales, de cine, de música, de órgano y de guitarra, que se hicieron en formato combinado, unos presenciales con poca gente, otros virtuales con transmisiones en vivo.