Que no tengan que existir las comisiones de atención a víctimas, un reto

75

Cristina Cortés, titular de la CEEAV en Michoacán, dijo que se debe legislar y trabajar en el tema de prevención. Considera que “abrazos no balazos” es una frase incompleta, “porque es fácil decirlo, pero si no hay justicia, cómo va a haber perdón, o cómo va a haber abrazos”.

Un reto importante para el gobierno y la sociedad, es lograr que un día no tengan que existir las comisiones de atención a víctimas, para lograrlo se tiene que trabajar mucho en la prevención, “de otra manera no va a haber institución ni presupuesto que alcance”, advirtió Cristina Cortés Carrillo, titular de la Comisión Estatal de Atención a Víctimas (CEEAV) en el Gobierno de Michoacán.

Las estadísticas dicen que en primer lugar de delitos está el homicidio, es un indicativo de que somos una sociedad intolerante, que no resuelve diferencias mediante el diálogo, sino mediante la violencia. Ante ello, “debemos preguntarnos qué ciudadanía somos y como nos estamos relacionando”, planteó la funcionaria.

En segundo sitio de incidencia delictiva se encuentran las lesiones, ello reafirma la intolerancia entre ciudadanos, le siguen la violación sexual y la violencia familiar, que son un llamado a revisar los programas de prevención de la violencia y ver qué se debe hacer para hacerlos más efectivos.

Cortés Carrillo abundó que el feminicidio no aparece entre los primeros 10 delitos y que “no es posible que siga sucediendo”, sin embargo, persiste y llama a reflexionar sobre cómo estamos trabajando con los varones, cómo estamos formando a los hijos y, por qué las mujeres tienen que salir con miedo.

Porque los jóvenes están reproduciendo hoy una cultura de violencia, que data de muchos años, solo hay que recordar canciones populares como “Rosita Alvirez” o “La Martina” que en su narrativa dicen que “nomás 3 tiros le dio”, estas son cuestiones culturales que tenemos que cambiar, enfatizó.

En el tema de si es necesario legislar o ya tenemos un marco legal adecuado, Cortés admitió que “hace falta legislar”, pero también es necesario hacer ejercicios con la ciudadanía para saber escuchar; en ese contexto recordó lo sucedido con la conocida Ley Olimpia, que surgió de una víctima que luchó para hacerse escuchar y reformar la ley, así como otros temas que se han logrado gracias a la lucha de la sociedad civil; la misma Ley de Atención a Víctimas está entre esos logros, refirió.

Por ello, subrayó la importancia de que las legisladoras sigan fortaleciendo el diálogo con la sociedad, para que las reformas que se hagan sean consensuadas, como la que se encuentra en proceso, para reformar a Ley General de Víctimas, donde se plantea que las Comisiones de Atención a Víctimas en los estados, atiendan por obligación a todos los huérfanos de mujeres que han sido víctimas de feminicidio doloso. 

“Eso es redundante”, opinó, ya que la CEEAV Michoacán ya atiende a las y los huérfanos, en calidad de víctimas indirectas, lo que es muy bueno al visibilizar y poner nombre a las víctimas, pero existe riesgo de discriminar, pues dónde dejan a los huérfanos que son victimas al quedar en esa condición, o a los hijos de desaparecidos y secuestrados, que de momento no tienen padre o madre y por lo tanto están huérfanos, aunque, aclaró que “per se”, la CEEAV tiene obligación de atender a las victimas indirectas de la violencia, llámense, huérfanos, viudas, hermanos.

La comisionada de la CEEAV en el estado, concluyó que se debe revisar el tema legislativo, “al menos la Ley Estatal de Atención a Víctimas del Estado, para hacerle adecuaciones importantes y estar acordes a la realidad”.

Manifestó que “abrazos no balazos” es una frase incompleta, porque se queda en el perdón, por lo cual tiene que platicarse con las víctimas, dado que “es fácil decirlo desde acá, pero si no hay justicia, cómo va a haber perdón, o cómo va a haber abrazos”, preguntó.

Al final, Cristina Cortés refirió que cuando las víctimas llegan a la CEEAV, vienen a pedir justicia con la frase “ni perdón, ni olvido”, por lo que, antes que otra cosa debe haber justicia, si no, advirtió “podemos decir que no pasa nada, y entonces va a seguir pasando”.