Lucila Martínez plantea otorgar seguridad jurídica a los estudiantes y regular universidades

79
1110/2020
Presenta reforma a la Ley de Educación del Estado

Con el objetivo de atender, organizar, regular y controlar los servicios educativos que ofrecen las universidades privadas en Michoacán y a fin de otorgar seguridad jurídica a los estudiantes, quienes, en la mayoría de los casos, depositan toda su confianza en las instituciones y no se cercioran de que éstas se encuentren y cumplan con todos los requisitos de ley para poder operar, la diputada Lucila Martínez Manríquez presentó una iniciativa de reforma.
 
Con la firme convicción de fortalecer el modelo de federalismo educativo, que permita a los estados emitir los lineamientos que considere oportunos para garantizar una educación de calidad, la diputada integrante de la LXXIV Legislatura en el Congreso Local presentó este día una iniciativa de reforma a la Ley de Educación del Estado en la sesión virtual.
 
La legisladora propone que la educación de nivel superior impartida en el Estado, tenga el reconocimiento de validez oficial de estudios para su ejercicio en Michoacán, siendo la autoridad estatal la que niegue o retire el reconocimiento ya obtenido si se incumple.
 
En la iniciativa, Lucila Martínez establece los requisitos mínimos para la autorización del reconocimiento como es: personal docente calificado; instalaciones adecuadas; planes y programas de estudio adecuados; su ampliación deberá de contar con autorización; además de que la Secretaría de Educación será quien contemple mecanismos de evaluación, salvo los de competencia federal.
 
Hizo mención que de acuerdo con datos de la encuesta intercensal 2015 del INEGI, el 74.2% de los mexicanos entre 15 y 17 años de edad cursa alguno de los cuatro niveles de educación media superior, del que el 18.6% acude a escuelas privadas, por lo que urge brindar certeza legal, la organización y control de las instituciones particulares.
 
Lucila Martínez propone “que sea la Secretaría de Educación en el Estado, quien garantice que una institución tiene los estándares de calidad necesarios para estar incluida en el sistema educativo estatal; que proponga los mecanismos de evaluación de los respectivos programas”.
 
En ese contexto, las instituciones que no cuenten con el reconocimiento de validez oficial de estudios no podrán operar y ni establecerse en el Estado, por lo que la autoridad educativa estatal podrá negar o retirar el reconocimiento otorgado, en los términos que se establecen en la legislación.
 
“Tratándose de instituciones que tengan reconocimiento de validez oficial expedido por la federación, éstas deberán tener domicilio específico dentro del Estado de Michoacán. Además, las autorizaciones y los reconocimientos de validez oficial de estudios, se otorgarán siempre que se cumplan con los requisitos establecidos”.
 
En la iniciativa de reforma presentada este día por Lucila Martínez, se especifica que para que en Michoacán se pueda establecer un nuevo plantel, se requerirá una nueva autorización o reconocimiento.
 
“En el caso del reconocimiento de validez oficial de estudios del tipo medio superior y superior, la Secretaría establecerá los mecanismos de evaluación de los respectivos programas educativos, salvo los casos especiales que corresponden de manera exclusiva a la autoridad educativa federal”.