Inicia FGE revisión de buzones de las denuncias que se recibieron de usuarios

61
  • Se revisarán los 28 de buzones instalados en las fiscalías regionales, en las especializadas y unidades

 En atención al compromiso de garantizar que el desempeño de las y los servidores públicos de la Fiscalía General del Estado de Michoacán (FGE), sea apegado al Código de Ética, tal como lo ha instruido el titular de la institución, Adrián López Solís, la Controlaría Interna inició la revisión de los 28 buzones de denuncia de faltas administrativas, instalados  en diversas áreas de la institución.

En apego a  la Ley Orgánica de la FGE y en cumplimiento a los ejes estratégicos establecidos en el Plan de Persecución de Delitos, este día personal de la Contraloría Interna, encabezado por su titular Ma. Isabel Torres Murillo, llevó a cabo la inspección del buzón número 12, ubicado en la Fiscalía Especializada en Materia de Derechos Humanos y Libertad de Expresión que preside Janeth Martínez Mondragón.

Durante esta jornada que se realizó bajo los protocolos de prevención ante el Covid-19, Torres Murillo, indicó que con el arranque de esta actividad, se pone en marcha la revisión de buzones que se encuentran instalados en las diversas Fiscalías Regionales, Especializadas y las Unidades Administrativas de la FGE, la cual concluirá el próximo 10 de diciembre, en la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos de alto Impacto.

Asimismo Torres Murillo, aclaró que de encontrarse alguna denuncia o queja, la Contraloría los registrará, les asignará un número de folio; además se analizará la información que contengan y se canalizan según sea el caso a la Dirección de Denuncias y Procedimientos Administrativos.

Además recordó, que el objetivo principal de esta acción es la de incrementar la confianza de la sociedad en la institución, refrendando la seguridad de que sus quejas serán atendidas y se les dará el seguimiento debido; además de permitir entablar una atención directa y confidencial con las y los usuarios que quieran dar a conocer probables irregularidades administrativas  por parte de integrantes de la Fiscalía, cometidos en el ejercicio de su función.