Es necesario la capacitación periódica de los trabajadores del Estado: Tere López

84

 1062/2020

La diputada por el Distrito XXIV, Tere López Hernández, presentó una iniciativa con proyecto de decreto para reformar la fracción VI al Artículo 35° de la Ley de los Trabajadores al Servicio del Estado.

“La finalidad de ésta estriba en hacer efectiva la responsabilidad de que las entidades capaciten periódicamente a las y los trabajadores; permite que se tenga una planeación, calidad y eficacia en sus actividades en colaboración con sus compañeros de trabajo”.  

 Añadió que entre  los beneficios que se tendrían, al contar con un equipo de trabajo capacitado, se pueden enumerar los siguientes: Se eleva la moral de la fuerza de trabajo, ayuda al personal a identificarse con los objetivos de su labor, mejora  la relación entre los jefes-subordinados, es un auxiliar para la comprensión y adopción de políticas; se agiliza la toma de decisiones y la solución de problemas; contribuye a la formación de líderes, incrementa la productividad y calidad del trabajo; aumenta la confianza, la posición asertiva y el desarrollo; permite el logro de metas individuales, elimina los temores a la incompetencia o la ignorancia individual, ayuda en la orientación de nuevos empleados y proporciona una buena atmósfera para el aprendizaje.

 La diputada local destacó que es importante adquirir nuevas habilidades en el ámbito laboral, tales como el desarrollo tecnológico, cambio en los sistemas o procedimientos, cambios en las necesidades del pueblo y de nuestro entorno; nuevos materiales, nuevas leyes, reglamentos, normas y protocolos.

 “Será una herramienta para concientizar  para el desarrollo de una verdadera vocación de servicio y adiestrar a los trabajadores, de acuerdo a su área o departamento correspondiente cada seis meses”, expresó la legisladora Tere López. 

Asimismo, comentó que también se busca fomentar el respeto a los derechos humanos de los ciudadanos, especialmente en los temas de discapacidad, asuntos indígenas, cultura de la igualdad y la no discriminación, así como el respeto a la equidad de género y la preferencia sexual conforme la orientación sexual e identidad de género.

 Finalmente, expresó que “de esta manera habrá mayor beneficio, tanto para el trabajador como para la institución en la cual laboran”.