Mario Magaña por alianza partidista para Michoacán

167

“La comunicación con actores de otros partidos busca ir enriqueciendo un proyecto para ganar la gubernatura, lo cual no es fácil, pues será una competencia complicada, donde un juego de estrategias e inteligencias será premisa”, señaló el aspirante priísta.

Redacción Gráfica Nacional

En la aspiración de buscar la candidatura a gobernador, que encabeza con los Priístas Unidos por Michoacán (PRIUM) como equipo político, Mario Magaña Juárez se ha reunido con aspirantes del PRD y busca platicar con quienes aspiran a la candidatura de Acción Nacional. La apuesta del exedil y exdiputado es por la eventual alianza PRI-PRD-PAN para impulsar una candidatura común al gobierno del estado, de cara a las elecciones de junio del 2021.

En el PRI se ha tomado a Mario Magaña Juárez como “el aspirante de las bases”, pues nunca se había visto como aspirante a un militante de tantos años, que ha sido delegado en casi todo el estado, con un perfil distinto a los que se acostumbran en el partido, sin ascendente político y que más bien se identifica con las bases, o “los de a pie”, como cariñosamente les llama él. “Espero ganarme la confianza al interior del partido, en un ejercicio donde el PRI tendría que decidir qué perfil propone en una eventual alianza”, estableció.

Para abonar a la alianza, el profesor y político zacapense ha establecido comunicación con aspirantes de otros partidos a la gubernatura, ya platicó con los Toños, Soto y García Conejo, la semana próxima platicará con algunos otros en un ejercicio que “nos tiene que proyectar hacia afuera”, asegura.

Se ha establecido en esas reuniones una comunicación desde el punto de vista plural, con una diversidad ideológica que no impide platicar de proyectos y programas, sobre qué es Michoacán y qué potencialidades tiene, “para ir construyendo en lo futuro un proyecto político y administrativo de progreso para Michoacán y los michoacanos”.

Si en esa alianza hay madurez política y se conjunta la materia gris de los aspirantes y sus equipos de trabajo, puede resultar un proyecto de gobierno extraordinario, que tendría que ser enriquecido por los propios sectores de la sociedad, condicionó el priista. Y también es necesaria la participación de la mujer ya que hoy en día la equidad de género es premisa elemental para lograr los equilibrios que den justicia a grandes perfiles de mujeres que existen en n todos los partidos políticos.

Optimista, refirió que las pláticas con perredistas le han dejado atisbar madurez política dentro de la diversidad ideológica y plural, por ello condicionó que se debe arribar a escenarios donde los ciudadanos se sientan en confianza, y recuperar la credibilidad en un ejercicio político que está muy desgastado. “No nos referimos solamente al PRI, sino a todos los partidos, hay una crisis de credibilidad que incluye a Morena, que era la gran esperanza de México con la bandera de “primero los pobres”, en torno a la cual hay una gran desilusión.

Mario Magaña precisó entonces que le apuesta a la alianza porque quiere un Michoacán unido, que sea tomado en cuenta en las políticas públicas de gobierno, “la comunicación con actores políticos de otros partidos es para generar confianza en los ciudadanos e ir enriqueciendo un proyecto de gobierno que nos ayude a ganar la gubernatura, lo cual no es fácil, ya que será una competencia complicada, donde un juego de estrategias e inteligencias será premisa”. 

Añadió que, en 7 semanas de recorridos por Michoacán con el PRIUM, respetando los tiempos electorales en esa posibilidad de ser candidato de la alianza, ha recibido una respuesta favorable, sintiendo de primera mano y en voz de las personas qué opinan; “dicen que ven a algunos aspirantes a la candidatura con un dispendio enorme de dinero en espectaculares, cuando aún no estamos en precampaña y mucho menos en campaña”.

Por ello, Mario Magaña cree necesario cambiar la percepción del quehacer político, de cómo hacer política, pues los despilfarros no son buenos, quizá se debe a eso el éxito del PRIUM y organizaciones que se le han adherido, “nos estamos conduciendo de una manera austera, en primer lugar, porque no somos ricos, pero a veces la pobreza agudiza el ingenio, y a eso le estamos apostando también”. Eso a la gente le está cayendo bien, porque no hay despilfarros, indicó.

Con suspicacia, apuntó que “a la mejor” los aspirantes que están invirtiendo millones de pesos ya piensan cómo recuperarlos, lo cual “no es sano en política y moralmente no es bueno”. Por eso los ciudadanos quieren perfiles que vengan desde abajo y conozcan las necesidades del pueblo, “que si alguien habla de pobreza la haya vivido, porque hay quienes hablan de pobreza cuando nunca la han vivido, y para tener esa sensibilidad hay que tener experiencias vividas”.