Pronunciamiento público sobre nuestra decisión de permanecer en el PRI

81

Nuestro partido ha cobijado a grandes personajes, constructores de nuestro estado y nuestro país, idealistas que sentaron las bases de una cultura política y elevaron el nivel de análisis y debate sobre los grandes temas nacionales. Mujeres y hombres que dignificaron la política, que nos enseñaron un camino y un objetivo. Uno de ellos, Jesús Reyes Heroles, nos enseñó que hacer política significa tener un compromiso de conciencia, irrenunciable, para enfrentarse a la realidad, aprendiendo de ella para avanzar, siguiendo principios y permaneciendo en ellos a través de nuestro actuar.

En días pasados un grupo de militantes, amigos, hicieron pública su decisión de separarse de nuestro partido. Compañeros de lucha, de trabajo y de transformación, amigos y personas entrañables, que abonaron en la consolidación de nuestro proyecto de estado y que, sin lugar a duda, han contribuido en la política de Michoacán.

Los respetamos como políticos forjados en el PRI, que interiorizaron nuestros valores y principios y que sabemos los seguirán practicando desde las trincheras en que se encuentren.

Sobre este anuncio, nuestra postura es de respeto a la decisión tomada;  se deben escuchar y reflexionar sus argumentos para seguir perfeccionando el trabajo institucional, aceptar que se cometen errores y que es importante asumirlos y remediarlos como una fortaleza para nuestro partido.

Ante este escenario, creemos que la política no se abandona, sino es ella misma la que abandona, cuando uno deja de creer, de aspirar. Por eso permanecemos en nuestro partido y aprovechamos esta coyuntura para refrendar nuestra militancia.

Sabemos que el escenario actual es sumamente complejo, que la competitividad electoral se ha intensificado y que el descrédito a la labor de los políticos en general es cada vez mayor. Sabemos también que nuestro partido, en especial, requiere mayor trabajo en las bases, para recobrar la legitimidad necesaria para ser la voz decisiva en la toma de decisiones de nuestro estado.

El PRI es un instituto que ha logrado levantarse y renovarse a los tiempos que los ciudadanos marcan, durante estos meses, todos nosotros, militantes y simpatizantes, trabajamos decididamente para fortalecer las estructuras y refrescar los ideales que nos distinguen como Revolucionarios e institucionales.

Hoy más que nunca, donde vemos los desplantes de autoritarismo y de improvisación en el arte de gobernar, se necesitan políticos profesionales, a la altura de las adversidades, poseedores de principios y valores que actúen con responsabilidad de cara a superar la crisis económica, de seguridad y de salud que hoy padecemos.

En el PRI permanecemos y seguiremos trabajando para estar a la altura de las circunstancias. Es nuestra convicción, nuestros principios. Es en lo que estamos convencidos y lo que nos permite portar con orgullo nuestra militancia.

Desde aquí seguiremos observando y exigiendo que se valore, respete y reconozca la trayectoria, trabajo y esfuerzo de miles de hombres y mujeres que nacimos y crecimos en este estado, que hemos sido parte de la transformación de nuestro instituto político y a quienes se debe priorizar en la toma de decisiones de cara al próximo proceso electoral.

Los priistas estamos enfrentando la gran oportunidad de demostrar que nuestro instituto político sí ve por los Jóvenes, por los campesinos, por las amas de casa, por los obreros y por cada uno de los trabajadores que dan la vida por su familia.  Si los priistas logramos renovar nuestra manera de pensar, habremos ganado, desde ahora, la primera batalla.

Adriana Hernández Íñiguez

María del Rocío Luquín Valdés

Adriana Campos Huirache

Osvaldo Fernández Orozco