COEPREDV CONDENA REPRESIÓN A LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN EN CANCÚN

77

Tras los hechos ocurridos en Cancún Quintana Roo, donde elementos de seguridad pública dispersaran una manifestación que un grupo de activistas encabezarán por el feminicidio de una joven, con extrema violencia, el Consejo Estatal para Prevenir y Eliminar la Discriminación y la Violencia en Michoacán, condenó dicha represión a la libertad de expresión.

Alberto Hernández Ramírez, Director General del Coepredv, señaló que de acuerdo a los artículos 6º y 7º constitucionales; y artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, nadie debe ni puede prohibir o limitar la libertad de expresión, mucho menos cuando se trata de un tema de violencia de género.

“Actualmente existen en nuestro país 19 Estados con alerta de género, en donde las quejas y denuncias por delitos contra las mujeres han incrementado señalando el abuso, acoso, hostigamiento, violencia sexual y el feminicidio como los principales a los que se enfrentan, por ello, cuando se exige justicia y esclarecimiento de algún hecho, las autoridades deben responder de acuerdo a lo que establece la Ley”, expuso.

En ese sentido dijo que, “La violencia de género tiene múltiples raíces entre ellas la discriminación, por lo que resulta fundamental la igualdad y perspectiva de género que ayude a disminuir la discriminación estructural que es el origen de las violencias hacia las mujeres en todo el país”.

Finalmente resaltó que el hacer frente a estos problemas que ponen en riesgo la integridad y seguridad de las mujeres debe ser prioridad para todo Gobierno en todos sus niveles, por lo que la manera en la que actuaron las autoridades de aquella entidad, dijo, va en contra de la obligación que tiene el estado de garantizar el pleno ejercicio y goce de derechos humanos y agregó que es ahora cuando se deben generar y aplicar protocolos de prevención y acceso a la justicia, así como capacitar a los cuerpos de seguridad para que sepan que su actuar se debe sujetar a la plena observancia de los derechos fundamentales y la dignidad de las personas.