Diputados cierran filas ante violencia digital contra Wilma Zavala

55

La legisladora presentó una denuncia ante la Fiscalía estatal por los delitos de violencia digital y tentativa de extorsión.

Diputadas y diputados de la LXXIV Legislatura michoacana cerraron filas en apoyo a Wilma Zavala Martínez, integrante de esa soberanía que el miércoles pasado denunció ante la Fiscalía General de Justicia en el Estado (FGJ) violencia digital y tentativa de extorsión en su contra, se prevé que en próximos días haya resultados de estos hechos que la diputada atribuye a adversarios que intentan dañar a su familia y acabar con su carrera política.

Ante medios de comunicación y  legisladores del PRI, PVEM, PRD, Morena y de la Fracción Parlamentaria, quienes le manifestaron su apoyo y exigieron se castigue a los responsables, Lucila Martínez Manríquez, presidenta de la comisión de Equidad de Género en el Congreso, recordó que, como parte de los esfuerzos para erradicar la violencia contra las mujeres, en diciembre del 2019 se decretó la ley Olimpia, para visibilizar la violencia digital y castigar a quienes compartan imágenes, audios y videos, con o sin consentimiento de la persona ahí expuesta.

Lamentó que, a pesar de la nueva ley los casos de violencia digital se han incrementado este año, ya que 30 mujeres han solicitado acompañamiento de la Secretaría de Igualdad Sustantiva y Desarrollo de la Mujer (Seimujer) al haber sido víctimas de ese delito. Lamentó igualmente que datos del INEGI señalan que más del 88% de víctimas no denuncia por miedo o vergüenza, por lo que hizo un llamado a fortalecer en la sociedad la cultura de la denuncia.

Ernesto Núñez Aguilar, del Partido Verde, expresó su respaldo a Wilma y refirió que los agresores buscaron dañarla con fines políticos, pero dieron a la legisladora una nueva causa de lucha por todas las mujeres víctimas de violencia digital, “se ocupan en la política mujeres de lucha como tú”, dijo, al final pidió a la Fiscalía que busque a los culpables y deslinde responsabilidades, “y ojalá sea pronto”.

A nombre de la fracción del PRI, Eduardo Orihuela expresó el compromiso de acabar con la violencia digital y subrayó que la LXXIV legislatura quiere defender a las mujeres michoacanas, “estamos contigo en esta nueva realidad que ha provocado que en medios tecnológicos la intimidad esté amenazada”, es necesario, dijo, que la sociedad entienda la nueva convivencia que se da a través de las redes sociales, pronunciándose porque se dé un esfuerzo generalizado por un Michoacán donde no haya violencia contra las mujeres.

La perredista Araceli Saucedo Reyes reconoció la fortaleza y valentía de Wilma Zavala para denunciar penalmente los hechos, y sobre todo por hacerlo públicamente en un acto de valentía y de responsabilidad como mujer, pues se requieren mujeres parlamentarias decididas para hacer frente a este tipo de actos. También recordó que, a partir de enero del 2020, “avanzamos con una ley que viene a dar argumentos a las mujeres, contra la violencia digital…sé que en este caso se habrá de llegar al fondo del asunto”, manifestó. 

Marco Polo Aguirre indicó que “no nos debemos familiarizar con lo que sucede día a día a las mujeres”, ni en las agresiones en redes ni en los ataques físicos, ya que es necesario poner en el centro a la mujer en un tema de igualdad y sobre todo de protección, dijo confiar en que se aplicarán las leyes aprobadas en el Congreso, mismas que hoy “están en la cancha de la Fiscalía”. 

Por su parte, la morenista Sandra Luz Valencia aseguró que el ataque contra Wilma Zavala es contra las 16 congresistas de la LXXIV Legislatura y contra todas las michoacanas, ante ello demandó justicia y que se castigue a quien haya atentado contra su compañera, recordó que hace un año presentó una iniciativa para modificar la Ley por una Vida Libre de Violencia para las Mujeres en el Estado, que contempla penas contra la extorsión sexual y la violencia digital.

 Yaraví Ávila González lamentó que muchas niñas y mujeres sufran de los mismos ataques y no saben qué hacer debido a que no conocen las leyes que, al no ser ejecutadas, no sirven para nada y no pasan de ser letra muerta, ya que nadie las lee, ante lo cual demando solidaridad y empatía para Zavala.

Con voz entrecortada, Wilma Zavala agradeció el acompañamiento de sus compañeros y señaló que las llamadas de extorsión se hicieron presentes en 2015 acabando con su imagen cuando era representante sindical del magisterio. “Ahora vuelven a sacar un video íntimo con la idea de acabar con mi carrera”, finalmente dijo confiar en las instancias de procuración de justicia en Michoacán.