Baltazar Gaona reitera respeto a las instituciones y a las visiones que difieren de su labor legislativa.

69

El pasado lunes 5 de octubre se dio contestación por escrito a la denuncia que se presentó ante el COEPREDV, dentro del plazo establecido para ello.

El diputado Baltazar Gaona García, presentó en tiempo y forma, el pasado lunes 5 de octubre del año en curso, la contestación por escrito a la denuncia que llevó una asociación civil ante el Consejo Estatal para Prevenir, Eliminar la Discriminación y la Violencia (COEPREDV).

Dijo que en todo momento será respetuoso de las instituciones y exige a quienes difieran de su trabajo legislativo respeto, por ello hizo la contestación correspondiente, tal y como lo marca la Ley.

“En ningún momento ha sido mi intención desacatar lo que marca la ley, por el contrario, y la prueba está en que hice mi contestación de manera formal ante el órgano correspondiente y dentro de la fecha estipulada. En lo que respecta a la reunión de conciliación, no estuve obligado a asistir y es claro que ni los quejosos ni yo vamos a cambiar nuestra postura, por lo que determiné no presentarme a dicha audiencia”, señaló el legislador.

Agregó que respeta todas las posturas de las y los michoacanos en torno a cualquier tema, sin embargo, afirmó que en su trabajo legislativo nadie tiene derecho a limitarlo, tal y como pretenden hacerlo utilizando diversos mecanismos.

“Lo que yo he presentado son propuestas y serán mis compañeras y compañeros diputados quienes determinen si las van a acompañar o no. El Pleno es quien decide. Mi trabajo gira en torno a posturas que tienen miles de michoacanas y michoacanos y no porque intenten amedrentarme a través de las instituciones, medios de comunicación y ataques sistemáticos en redes sociales van a limitar mi labor en el Congreso de Michoacán”, dijo Gaona García.

Por último, el legislador hizo un llamado al COEPREDV a resolver a la brevedad el tema y dijo que acatará el resolutivo que la instancia determine. De la misma manera convocó a mantener el respeto mutuo entre las y los involucrados y a que los quejosos también acaten lo que el Consejo resuelva.