Inversión en investigación científica no debe dejarse del lado: Ángel Custodio Virrueta

100
  • Mientras países como Singapur, Francia, Finlandia y Estados Unidos destinan más de 2.5% del PIB a investigación y el desarrollo, en México sólo es el 0.33%

 En México es necesario que exista una mayor apuesta por la investigación científica, de manera que la inversión pública que se realiza en la materia no se deje del lado, recalcó el diputado Ángel Custodio Virrueta García, integrante de la LXXIV Legislatura del Congreso del Estado.

El diputado presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, apuntó que la crisis sanitaria por la que atravesamos ha evidenciado la importancia de la investigación científica, sin embargo, cuando ésta carece de la inversión necesaria para su desarrollo no cuenta con posibilidades de generar soluciones y respuestas oportunas.

“Hemos visto cómo durante esta pandemia por Covid-19, los países con una inversión más significativa en investigación científica han venido trabajando para la elaboración de respuestas, en particular en lo que a vacunas se refiere”.

El legislador integrante del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática dijo que en México aún falta camino por recorrer para que la inversión pública federal en este ramo, alcance los mínimos aceptables.

Apuntó que mientras países como Singapur, Francia, Finlandia, Dinamarca, Estados Unidos, Suecia, Suiza, Corea del Sur e Israel destinan más de 2.5% de su Producto Interno Bruto a la investigación y el desarrollo, en México apenas si alcanza el 0.33%.

“Es necesario que en México haya una apuesta mayor por la investigación, ya que existen áreas en las que lejos de aumentar el número de profesionistas dedicados a esta labor, se observa un decremento”.

El diputado local recalcó que los países desarrollados dedican entre 1.5% y 4.5% de su PIB al Gasto en Investigación y Desarrollo Experimental (GIDE), el cual es muy importante porque da a conocer el grado de desarrollo de un país sustentado en investigación científica y tecnológica, pero en México el valor de este indicador se ha quedado rezagado durante décadas sin rebasar el 0.5%.