De la Historia Natural a la Arqueología: estudios sobre biodiversidad marina en México

91

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) resguarda la colección de equinodermos más importante de América Latina. El acervo se compone de 112 mil ejemplares que corresponden a casi 800 especies marinas. Los equinodermos son animales invertebrados que forman parte importante de la biodiversidad marina, se distinguen por su particular simetría y piel espinosa, el grupo lo componen estrellas, erizos, galletas y pepinos de mar.

En la próxima sesión del martes 1 de septiembre, a las 18:00 horas, en el Café Científico que realiza el Centro Cultural de la UNAM en Morelia, a través de transmisión por Facebook, participará el doctor Francisco A. Solís Marín, investigador del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología y curador de la Colección Nacional de Equinodermos de la UNAM.

En años recientes las investigaciones sobre equinodermos en México se han cruzado con estudios arqueológicos. En 2018 reportaron el hallazgo de seis especies de estrellas de mar en ofrendas del Templo Mayor que se habrían utilizado para recrear el inframundo acuático. En mayo pasado, el equipo de investigación de Solís-Marín, encontró partículas microscópicas que integran el “esqueleto” de los pepinos de mar en ofrendas del Templo Mayor. Hasta hoy, estos animales no han sido representados en el arte mexica.

En la charla de Café Científico, el especialista hablará sobre el valor que tiene para México el estudio de la biodiversidad de los mares y costas así como el desarrollo que han tenido las técnicas de colecta, identificación y preservación de especímenes que revelan valiosos datos sobre el patrimonio natural, histórico y cultural de México.

La minuciosa práctica de colectar sistemáticamente ejemplares de equinodermos de las costas mexicanas inició gracias a la dedicación de la doctora María Elena Caso Muñoz en 1939. La doctora formó parte de los investigadores que fundaron el entonces Centro de Ciencias del Mar y Limnología. Gracias a su labor, el estudio de los equinodermos inició en la década de los cuarenta del siglo pasado en la Universidad Nacional. Actualmente la colección colabora con otras colecciones de prestigio localizadas en Estados Unidos, Alemania, Francia y Australia. En ella han trabajado jóvenes investigadores y profesores visitantes de América Latina.

Este Café Científico se podrá seguir a través de Facebook en los perfiles del Centro Cultural de la UNAM en Morelia y de la Escuela Nacional de Estudios Superiores Unidad Morelia. Los invitamos a seguir las actividades de este programa de divulgación científica en Twitter @MoreliaCafe.