Acusan de misoginia, nepotismo y desvío de recursos a edil de Panindícuaro

84

Los denunciantes pedirán una auditoría detallada e irán hasta las últimas consecuencias; “no voy a permitir que me humille”, dijo la síndica Isabel García, al anunciar que interpondrá una queja por violencia de género contra Johnny Ayala.

Miembros del Cabildo de Panindícuaro y un jefe de tenencia, encabezados por la síndico, Isabel García Olea, denunciaron malos tratos del presidente municipal, Héctor Johnny Ayala Miranda, a quien acusan de ejercer violencia de género, nepotismo, abuso de autoridad y desvío de recursos, por lo que pedirán formalmente una auditoría detallada y anunciaron que irán hasta las últimas consecuencias, pues “no voy a permitir que me humille ni a darle el gusto de renunciar al cargo”, señaló García Olea.

En conferencia desde esta capital michoacana, la síndico informó a la prensa que este mismo martes se presentarían en la Auditoria Superior de Michoacán (ASM) para presentar los documentos que acreditan diversas anomalías en el ejercicio de gobierno por parte de Johnny Ayala y su camarilla en el Ayuntamiento panindicuarense, “ya que todo está respaldado en actas y documentos”.

Mencionaron además una serie de despidos injustificados de trabajadores municipales, algunos en represalia por acudir a la oficina de Isabel García o dirigirle la palabra, pasarle información también está prohibido; “no le hables a esa pinche vieja, les dice a funcionarios y empleados del Ayuntamiento”, denunció la sindico al señalar actitudes misóginas del presidente municipal.

Sobre el presunto desvío del erario, refirió que “es evidente que el alcalde dispone del dinero público”; citó como ejemplo la adquisición de un banco de arena y un rancho, operaciones realizadas a través de prestanombres, entre estos su cuñada y un pariente de nombre Oscar Ayala, por lo cual pide se investigue a la familia del munícipe.

Adicionalmente, denunció que en la adjudicación de obras el alcalde cobra “moches” que van desde el 20 hasta el 30 por ciento del monto en proyectos importantes, mencionó 2 con aparente sobreprecio e inconsistencias en lo reportado a la ASM:  la construcción de un cárcamo para el bombeo de agua de la comunidad Iranguataro a la cabecera municipal, por un monto superior a 4 millones de pesos, y la pavimentación de una calle con una aparente inversión de 2.7 millones de pesos. 

En su oportunidad, el jefe de tenencia de Curimeo, Antonio Guerrero González, reportó diferencias políticas con el munícipe y refirió que estas han originado problemas entre su gente y partidarios de Ayala Miranda en la tenencia, donde han estado al borde de enfrentamientos, por ello, solicitó que el alcalde reaccione “y que ayude a resolver esto en armonía”.

Por su parte, la regidora Patricia Arias Hernández, respaldó lo dicho por Isabel García al señalar inconsistencias en las actas entregadas a la ASM y las que recibió el grupo afín a Isabel García, quejándose además de que no se les entregan informes detallados sobre los ingresos y egresos.

Indicó que para el 2o. Informe de Gobierno, el pasado viernes 07 de agosto en la cabecera municipal, Ayala Miranda pasó por alto acuerdos que se habían tomado en Cabildo para el evento, donde no se respetó la sana distancia ni el uso de cubrebocas y otras medidas tendientes a evitar contagios de COVID-19.

Por todo lo anterior, García Olea dijo que “es una vergüenza que la gente diga que somos la peor administración municipal” y reiteró que presentará una querella por violencia de género en contra de Héctor Johnny Ayala Miranda, además de acudir a la ASM para presentar pruebas documentales y una queja ante el Comité Estatal de MORENA, ya que el edil fue postulado por ese partido, pero no es militante de ese instituto político. “Nosotros sí estamos en la misma sintonía que el presidente AMLO en no robar, no mentir y no traicionar”, puntualizó.